MISCELÁNEA

Mantente en forma entre tapas

Aunque oficialmente el verano no ha llegado, con solo sacar el hocico por la ventana, se puede otear su presencia en todas partes en forma de tapas o cerveza.

Pero tú, como persona de afilado ingenio que eres, que no da puntada sin hilo, ya descubriste los tres factores inequívocos que dan paso a la dictadura de Lorenzo: las chanclas en tus pies, el ventilador en el comedor y la vergüenza ajena con el despelote de ciertos individuos. Y para bien o para mal, depende en el punto de forma en el que estés, esto también significa inexorablemente la aparición estelar en el teatro de lo que últimamente son nuestras vidas de uno de los actores preferidos del público español: las cañas y las tapas.

Sobre estas fechas suele repetirse la misma imagen de siempre. Vayas donde vayas ves a los diferentes tipos de cuerpos escombros asolando los bares con su presencia, manteniendo sus posiciones alrededor de las mesas de la terraza, en un cuadro que dejaría en ridículo la defensa de Castelnuovo por parte de los tercios.



¿Qué hacen ahí todo el día?
¿Por qué tienen esa obsesión con las patatas bravas?
¿Y por qué toman chupitos por la mañana?
Pero sobretodo … ¿por qué nadie ha hecho una película bélica de la defensa de Castelnuovo siendo una jodida epicidad?



Por desgracia no tengo la respuesta a estas preguntas, pero sí traigo otro tipo de datos en forma de argumentario, de uno que va a dar alegría y paz a tu verano: Puedes y debes disfrutar de las tapas, las terrazas y las cañas con tus amigos y familiares.

Pero hay unas estrategias concretas para que puedas hacerlo mientras mantienes tu forma física de destructor de mundos, o incluso la potencias, mientras no estás en ayuno por supuesto.



Las macros, son las macros

No me voy a entretener en este punto, que es aplicable a cualquier comida que hagas a lo largo del día.

Tienes unas macros calculadas y óptimas para ti y siempre que te mantengas cerca de esos límites da exactamente lo mismo de dónde provengan los alimentos. Pero da lo mismo respecto a tu peso, no respecto a tu salud y forma física.

Si sacas todas las macros de carbohidratos cada día de la cerveza, es evidente que tu rendimiento físico y cognitivo disminuirá, porque el alcohol es una neurotoxina que además crea dependencia. Vale, sí, un alcohólico con un cuerpo espectacular, pero busca ayuda, esto nunca acaba bien.



Cálculos aproximados y no enfermizos

Me encantan las matemáticas y además vivo de la lógica (literalmente), pero no utilizo ninguna de estas herramientas a la hora de ir a tapear con mis colegas.

Haz cálculos aproximados de lo que comes y no le pidas al camarero que te traiga el embalaje con las macros de esos morros de cerdo crujiente que te acabas de comer. Sabes que los morros llevan grasa, y que aproximadamente cada mediana que tomes lleva unos 15g de carbohidratos.

Si habitualmente ayunas es para tener manga ancha estos días, pero nunca descontrol.



Polariza las bebidas y las comidas

Esto es una estrategia sencilla y tremendamente eficaz. Come grasas y proteínas y bebe carbohidratos.

A la hora de elegir las tapas, elige pinchos, cochinillo, olivas, queso, jamón, callos, boquerones etc. Aléjate de las fuentes de carbohidratos y grasas como las ensaladillas, patatas, tortillas o cualquier cosa que contenga panes o los rebozados.

En general aunque las bebidas contienen carbohidratos, una mediana de cerveza tiene infinidad menos de carbohidratos que una fracción de tapa de patatas bravas, y ninguna grasa. Y si bebes vino, mejor aún, ¡tiene poquísimos carbohidratos! Para todos aquellos que bebáis bebidas azucaradas (cocacolas, fantas, trinas…), también podéis permitiros el lujo de pedirla con azúcar y disfrutar del puro néctar de la glucosa abriéndose paso por vuestra garganta.

Tapas y deporte

En este bar se sirven los mejores bikinis de BCN, solo empequeñecidos por la profesionalidad de las personas que lo regentan.





No pierdas la ocasión de entrenar

Si vas a ir a tomarte algo a una terraza en pleno verano no pierdas la ocasión de matar dos pájaros de un tiro:

  1. Crea el entorno anabólico para aprovechar esa dosis de carbohidratos de alto IG y proteínas de excelente calidad que son la cerveza y los pinchos.
  2. Ya que has recuperado el cuerpo de cuando ibas a la facultad y has decidido ponerte tirantes, ¿porqué vas a privar a todos los que pasen cerca tuyo de admirar tu musculatura en el soberbio estado del post-entrenamiento?
Siempre es positivo entrenar alrededor de una comida, pero mientras más carbohidratos vaya a haber en esa comida, más recomendable es entrenar antes o después de la misma. Con unas sentadillas pliométricas, flexiones y dominadas sería más que suficiente.

Tapas y deporte





Si ayunas es para poder comer cuando te apetezca …y lo que te apetezca

Aunque estás recomendaciones son el ABC del comer fuera, sobre todo para personas que estén en periodo de mantenimiento o crecimiento hay que tener en cuenta una cosa: En caso de que lleves un estilo de vida activo, con múltiples entrenamientos, ejercicios de alta intensidad, largas caminatas y periodos de ayuno prolognado, a ti todo esto te da igual. Tú ya te has pasado el juego y puedes comer y beber lo que quieras.

Asegúrate de alcanzar tus proteínas mínimas necesarias y no abuses del alcohol para que no se vea afectada tu disciplina y desempeño físico y mental. Si has llegado hasta aquí es por saber mantener tu plan de vida.


Disfruta, te lo has ganado.

Author


Norosa