SALUD

Diario de un ayuno prolongado de 15 días

 

Creo que para poder hablar de algo, y más aún defenderlo, es necesario experimentarlo en su totalidad. Es por esa razón por la que, aunque habitualmente realice ayunos todas las semanas, por lo menos una vez al año me gusta sentir las sensaciones de un auténtico ayuno prolongado de 15 días de la vieja escuela.

Han pasado algunos años desde que me lancé al abismo de la incertidumbre prolongando el ayuno más allá de las 24h recomendadas por los expertos menos conservadores.

Y es que han cambiado mucho las cosas. Hoy en día surgen libros e influencers como setas en otoño, hablando de lo bueno que es el ayuno (intermitente), e incluso algunos se atreven ya a hablar de ayunos más largos, llegando a la temeridad de prolongarlos hasta los ayuno prolongado de 15 días.

Ayuno prolongado de 15 días

Evidentemente estoy hablando con cinismo al tratar de prolongado 2 días de ayuno, pero ya te habrás dado cuenta. Como yo, seguramente tú, y muchas otras personas alrededor del mundo sabemos y hemos experimentado que no existe complicación alguna en los individuos sanos cuando realizan un ayuno prolongado. Más al contrario, sí que es un problema el promover la ingesta masiva y continuada de alimentos, en personas sedentarias, que basan su alimentación en los hidratos de carbono.

Cuando el que escribe, comenzó su primer ayuno prolongado, todo esto era muy diferente. Buscando información en la red, parecía poco más que un suicidio tremendamente doloroso. Solo se hablaba de trastornos de alimentación, fallos multiorgánicos y muertes súbitas. Gracias a diós (jeje) por mucho que critiquemos a la ciencia convencional, ésta ha avanzado lo suficiente como para replantearse ciertos dogmas, contra los que muchos visionarios se enfrentaron, siendo vilipendiados y poco menos que denostados durante el proceso.


Objetivos de explicar mi experiencia de ayuno prolongado de 15 días

Aunque ya escribí mis experiencias/impresiones/miedos/sorpresas/sensaciones y todo lo que creí importante en el primer ayuno prolongado a modo de cuaderno de bitácora, ahora bastante tiempo después el método ha sido refinado. Es por esta razón sobretodo por lo que me he decido a contar con detalle las nuevas metodologías que sigo últimamente y que yo creo que son más eficaces para sacarle el máximo rendimiento.

¿Cuales son los cambios más drásticos que he implementado en el método?
  1. Ahora utilizo el ayuno seco (dry fasting) como herramienta de aceleración de la cetosis y la autofagia en los primeros días de ayuno (1-2 días máximo)
  2. Ayunar ya no es solo dejar de comer. Ocasionalmente hago tomas elevadas de proteínas una vez sobrepasado el periodo inicial de ayuno, y ya en estado de cetosis profunda (en mi caso alrededor del 3 día) para minimizar al máximo la catabolización haciendo ejercicios de fuerza.
  3. Las rutinas de ejercicios son sencillas y rápidas, no se requiere variación, solo un simple estímulo.
  4. Los refeed proteicos del punto 2 no hace falta que sean solo en una comida. Pueden ser 2 o 3 comidas pero deben ser en un mismo día.
  5. Pongo más énfasis en el control mental. Ayunar es sobretodo un ejercicio mental, con lo que manejo mi motivación y mi estrés con ciertos trucos y técnicas que me allanan mucho el camino.
Puestos en situación, a partir de aquí empieza la crónica del ayuno prolongado de 15 días. Espero de todo corazón que esta información pueda ayudar a muchas personas a mejorar su vida, y que de una vez por todas desaten todo el potencial físico y mental que les ha sido arrebatado por la desinformación, y puedan vivir una vida plena. Sin salud no puede haber nada más.


El confinamiento puede beneficiarte



Día 0

El día antes de ayunar.
¿Qué es lo que tengo preparado para el ayuno prolongado de 15 días? Pues no mucho:
  1. Sales (sal y potasio, bicarbonato, pastillas de magnesio) NOTA: cualquier sal sirve, el potasio se vende como sal sin sodio en centros comerciales, las pastillas de magnesio que sean de tienda de suplementación deportiva, y si puede ser que lleven calcio.
  2. Multivitamínico para tomar algunos días. NOTA: no he notado diferencia entre tomar o no tomar vitaminas durante el ayuno, pero no pierdo nada tomándolas, sobretodo la vitamina C, tan necesaria estos días.
  3. Muchos podcasts y buena música para andar.
  4. Las tardes de los primeros días despejadas o libres (entra mucho sueño y cansancio al iniciar un ayuno).
  5. Un proyecto creativo que pueda durarme los días de ayuno prolongado de 15 días, algo en lo que concentrarme cuando me sobre energía, puede ser dibujar, escribir, videojuegos, aprender algo nuevo…
  6. Un proyecto pasivo que pueda durarme los días de ayuno, algo que hacer cuando me den los bajones o esté aburrido, puede ser una serie, películas, videojuegos relajados, lectura…
  7. Unas buenas bambas.
  8. La determinación de que no va a haber nada ni nadie que pueda hacer que te saltes el plan.
¿Hago alguna actividad concreta o preparatoria antes de iniciar un ayuno? No, pero siempre tengo en cuenta los siguientes factores:
  1. Cuando vives al estilo ayuno prolongado no tienes comida prohibida, así que no sientes la necesidad de hincharte como un cerdo de basura antes de ayunar. Por lo tanto, como igual que cualquier día, y si me apetece darme un capricho me lo doy, eso sí, siempre como última comida del día y algunas horas antes de dormir.
  2. Mientras peor comas el día de antes de ayunar, más te costará ayunar.
  3. Como yo empiezo con ayuno seco, el día antes bebo entre 2-4 litros de infusiones y agua, para asegurarme que tengo todos los minerales y líquidos a tope.
  4. Si cenas temprano y te acuestas tarde, te levantarás ya con el ayuno avanzado con lo que te enfrentarás al primer golpe de hambre por la mañana cuando tienes la motivación a tope. La motivación va decayendo a lo largo del día, es como una fuerza mental que puede agotarse y por eso hay que saber cómo funciona y cuando se le saca mayor partido.
  5. No entreno el día antes. Quizás me doy una vuelta, pero por el mero placer de caminar, sin ningún objetivo físico. El entrenamiento intenso conlleva hambre y estrés, y el estrés también genera hambre. Es curioso que nadie hable de esto y se siga hablando de la dieta cetogénica y el entrenamiento de alta intensidad para bajar el porcentaje de grasa, cuando ambos son factores que activan tu hambre a tope.

Día 1

Mañana

Me despierto y ya llevo unas doce horas de ayuno.

Creo que es importante no perder de vista el objetivo del ayuno. Al final, centrarte en ayunar 15 días al año es una inversión que haces en ti mismo, y te aseguro que no supone nada respecto a los beneficios que se obtienen.

Por eso para mantenerme centrado en los ayunos prolongados, cada mañana de los días de ayuno tengo una rutina:
  1. Me siento delante del PC y hago una lista con las 5 cosas que me harán mejor al terminar el ayuno prolongado. Como la ciencia sabe, nuestro cerebro funciona mejor por la repetición y asimilación que por la lógica, por eso repaso esta lista luego por la tarde y por la noche, hasta que mi mente se la crea a pies juntillas y la semilla de la duda no sea capaz de germinar en ella. Algunas de las cosas que pongo en la lista son que evitaré una enfermedad degenerativa, que mejoraré mi definición muscular o que seguiré otro año más sin saber que es la enfermedad. Cómo si quieres poner que vas a conseguir pareja porque estarás del copón bendito. Puedes ser tan hedonista y egocéntrico como quieras, el único requisito es que te motive.
  2. Las leo y las visualizo. Parece una tontería pero la visualización es una de las herramientas más importantes de los deportistas de élite y las fuerzas de operaciones especiales de todo el mundo. Tu cerebro no es capaz de distinguir una imagen mental de una real, y visualizar activa los mismos mecanismos neurológicos en tu mente que cuando haces lo visualizado en la vida real. Visualizar entrena tus conexiones neuronales para cuando algo ocurra de verdad.
  3. Me hago un café largo y solo y me preparo mentalmente para el día, evitando los posibles obstáculos que me impedirán ayunar y planificando todas las contingencias. Incluso estando en ayuno seco, el café no lo cuento como bebida, es decir, es la única bebida que tomo en todo el día.
  4. Voy a caminar.
Hoy es el primer día del ayuno, así que fui a correr primero por la montaña, y luego caminé, sumando entre ambas actividades 20km. Luego cosas productivas.

Tarde

Ataque de sueño letal, que se veía venir y descomunal siesta tardía.

El primer día de ayuno cuando estoy a punto de entrar en cetosis mi cuerpo siempre se para y cae reventado, pero lo tenía previsto y me reservé la tarde. Por eso es importante la planificación. He sacado algo de energías para repasar mi lista de mejoras de ayuno, luego he hecho unas dominadas y unas flexiones.

Noche

Cuando escribo estos reglones.

A tope de energía mental, con sabor a cetosis. Aprovecharé esta noche para dormir como un bebé, por que según mi experiencia a partir del segundo o tercer día empezarán las noches en vela y se reducirá mi necesidad de sueño. 0 líquidos consumidos durante el día, el día de hoy está hecho y ha sido pan comido.

Por la noche volveré a repasar mi lista de objetivos de ayuno antes de dormir.


TIP & TRICK

El primer y el segundo día de ayuno prolongado son los más duros, porque tu cuerpo te pide comida de manera insistente, y si tu cerebro no está centrado no hará más que ponerte excusas para que comas y empieces mañana. Aquí es donde entra el ayuno seco para mi. No tengo ni que pisar la cocina ni que llevarme absolutamente nada a la boca.

La funcionalidad ingerir está desactivada. Esto facilita mucho el ayuno porque actúa en consonancia con las conductas «todo o nada» que caracterizan a los organismos vivos. Antes cuando no me atrevía a experimentar con el ayuno seco lo que hacía era prepararme botellas de agua en algún lugar de la casa lejos de los sitios donde hubiera alimentos.

Haz caso a Sun Tzu, quien conoce el terreno y lo prepara, tiene ganada la batalla. No dejes nada al azar.


¡Mañana más!


Día 2

Mañana

En cuanto me despierto tengo la vejiga a tope, lo más normal del mundo si no fuera porqué llevo 36h sin beber nada. Pronto el dogma de los 2 litros de agua al día va a pasar a acrecentar las leyendas urbanas de la industria, junto al desayuno o el comer cada día (jeje).

Empiezo a tener la extraña sensación del ayuno seco cuando entra a fondo en cetosis, y a la primera conclusión que llego al pisar la calle (después de realizar la rutina mañanera que describí en el día 1) es: vaya graficazos tiene la vida real, ¿que resolución debe tener?. Te vienen ideas extrañas a la cabeza cuando la mente te trabaja a tope y la sobre-estimulas con videojuegos en 4k y 120fps.

Ya no hay rastro de cansancio mental y he entrado en la etapa eufórica. Además el frío que viene con el inicio del ayuno se ha ido, y ahora llegan los días de calor.

Después del paseo matutino, trabajo productivo a tope. Una novedad de incorporar el ayuno seco al inicio de mi rutina de ayuno prolongado es que el hambre se va prácticamente al instante. Tiene sentido, si usamos el sentido común, generalmente donde hay líquidos en la naturaleza hay alimentos, así que si sigues metiendo en el estómago cosas, no es capaz de distinguir si realmente estás en modo ayuno (esto es una hipótesis mía de barra de bar, no es ciencia).

Tarde

Sin rastro de sueño y ya con la energía equilibrada, nada de siestas ni sueño. Nada que destacar… lo de siempre del segundo día: mente muy activa, y trabajo productivo.

Se ve venir el subidón enérgico que me va a impedir dormir esta noche. Incluso he vuelto a ir a caminar con un podcast para distraerme.

Noche

Ahora empezaré a beber líquidos otra vez, cumpliendo así las 48 horas de ayuno seco. Lo único especial que hago es beberme primero un vaso de agua entero, con una cucharita de bicarbonato sódico. Luego espero media hora y vuelvo a beberme otro vaso de agua, esta vez sin bicarbonato.

La sed se fue hace muchas horas (si es que llegó a existir) así que no hay ansia de beber agua. A partir de estos dos vasos de agua ya bebo a demanda y con normalidad. La noche de las 48 horas suele estar llena de energía, así que ya tengo material para estudiar y no perder demasiado el tiempo. 


TIP & TRICK

Una actividad productiva y una actividad contemplativa. Para mi son esenciales a la hora de distraerme. Durante las oleadas de cambios de humor que te vienen en cetosis (a veces estas de subidón y a veces estás de bajón) alterno estas actividades en mi tiempo libre, para no quedarme sin hacer nada y pueda meterse en mi cabeza alguna idea sobre comida.
Intento que ambas actividades sean productivas de tal manera que la sensación de dejar escapar el tiempo mientras no se está preparando la comida, comprando la comida e ingiriendo la comida desaparece.


Día 3

Mañana

Hoy he soñado que comía donuts de manera masiva, y me he reído al despertar. Soñar con comida es que todo sigue su curso.
Me encuentro perfectamente y ya tengo la sensación de claridad mental y paz que suelen traer las 72h de ayuno.

He ido a andar por la mañana y he notado que al subir las escaleras o hacer movimientos bruscos me zumbaban los oídos o me daban leves mareos. Esto es un síntoma de que YA faltan sales, así que he tomado la pastilla de magnesio y me he echado una cucharita de potasio y otra de sal al agua. Además he bebido un par de botellas de agua carbonatada, que también suele llevar bastantes minerales.

Tarde

El día ha sido productivo y he llenado mis horas libres con café y estudio. Estoy buscando algún entorno de programación nuevo y me llama la atención RUST, pero no sé si acabará sirviendo para algo o será una burbuja fallida como RUBY.

Entre mis objetivos productivos destacan aprender Hebreo y pasarme el SEKIRO en ng+ (el modo más difícil todavía), y en ambos he avanzado hoy mucho debido en parte a la calma y agilidad mental que me da el ayuno.

Respecto a la actividad mental, diría que el ayuno te da mucha brillantez, pero que esta tiene una baja duración. Para dejarlo claro, te concentras mucho y tienes un rendimiento mental brutal, pero enseguida te cansas, por lo que tienes que parar un rato para seguir. Por lo tanto diría que ayunar es una manera excelente de aumentar tu productividad de manera puntual o en picos, pero no en tareas de esfuerzos de larga duración.

Noche

Ya ha llegado la hora de la porno-comida. Llevo toda la tarde fantaseando con hamburguesas y dulces, e incluso me he metido en Amazon y he pedido 300 chucherías ácidas. ¿Por qué? Pues para guardarlas y comérmelas como preentreno en los días siguientes al ayuno.

Ya sabes que la mayoría de golosinas que sean casi 100% glucosa son la mejor fuente de alimentación preentreno.


TIP & TRICK

Somos animales y más que luchar contra nuestra naturaleza debemos manipularla. Mi cerebro me pide dulce, y mi conciencia va a manipular ese deseo de mantener la homeóstasis dándoselo… pero otro día.

Cuando hago ayunos prolongados de 15 días se me ocurren mil maneras de saltarme el ayuno o mil sitios a los que ir a comer e incluso mil recetas que realizar. Lo que hago con todos esos datos es escribirlos, buscar información sobre ellos y guardarlos para cuando empiece a entrenar intensivamente. De esta manera no me estoy negando los deseos, sino que los estoy aplazando, colocando el premio a la vista. Una buena manera de dejar esto claro es colocar en un calendario los días exactos donde te darás esos caprichos.

Pero recuerda, no fantasees demasiado porque el cerebro guía el hambre y tu estómago empezará a segregar los ácidos digestivos esperando recibir comida. ¡Y esto te puede dar acidez!


Día 4

Mañana

En algo interesante estaba soñando, seguro, cuando el sonido del interfono me ha despertado. Era mi paquete con 300 llaves ácidas. Está claro que se nos va la cabeza al ayunar.

La he puesto a buen recaudo y he ido a hacer mi ritual matutino.

Llaves ácidas fresas marca Fiesta

Una de las sensaciones que tienes durante el ayuno es el incremento, sobretodo durante los primeros 3-4 días de la testosterona y la hormona del crecimiento. Puedes sentirte más irritable y violento, y es habitual ir más salido que el canto de una puerta. Cuando sabes porque ocurre todo esto, y que es resultado del incremento de las hormonas ya citadas, puedes llegar a controlarlo usando la lógica de tu mente, y sin que nadie tenga que cargar con las culpas de que seas un vigoréxico obsesionado con tu salud.

Así que ya sabes, no te pelees con nadie, no saltes con nada… y piensa con la cabeza fría. Muchas cosas que te parecerían normales o de las que ni te percatarías en una situación normal en una situación de ayuno prolongado de 15 días nos parecerán molestas o insufribles. Ay… las hormonas.

Tarde

Ya no existe ni un ápice de hambre en mi cuerpo, tampoco tengo mareos ni los efectos secundarios que sufría al ayunar las primeras veces. El truco es tomar las sales y no hacer movimientos intensos o bruscos. A la mínima que requieras un pico de glucosa, puedes marearte, así que hay que tomarse la vida con calma. De hecho, los primeros días es normal tener la sensación que el mundo se mueve a cámara lenta.

Noche

Bueno, había dicho que no existe hambre, y es verdad, no existe hambre REAL, pero sí existen las oleadas de hambre.

Como en los últimos años me he acostumbrado a comer al terminar la tarde es justo la hora donde me ataca el impulso de comer. Aunque como pasa con los impulsos, mientras más lo vences más débil se vuelve. Pero también todo lo contrario, mientras más te vence el a ti, más te cuesta luego controlarlo. Es ahí donde se inician las espirales del «mañana empiezo».


TIP & TRICK

Como sé que el hambre viene en oleadas, que sucederán en las horas a las que estoy acostumbrado a comer, intento mantenerme ocupado esas horas. Incluso si puedo estar fuera de casa mejor. En mi caso es fácil, porque mi franja de alimentación solía ser la tarde-noche. Pero cuando empecé a ayunar, estaba acostumbrado a comer al medio día también y lo que hacía era salir a pasear con algún podcast y alejarme de la oficina, de casa, o de cualquier fuente de alimentación (jeje) que tuviera cerca.


Día 5

Mañana

Hoy apenas he dormido aunque me siento muy descansado. Cuando ayuno necesito dormir mucho menos, pero soy un cabezón e insisto en mantener los horarios de sueño habituales, cuando es irreal. Al final acabo en la cama unas 8 horas, de las cuales duermo 4-5.

Ya empiezo a notar la sensación de presión en la espalda que implica que el ayuno avanza de manera correcta. No es un dolor, ni siquiera una molestia. Pero implica que todos los vasos sanguíneos que por allí andan están trabajando a tope.

Tarde

Tarde tranquila de lectura y charla con colegas, ideal para el ayuno. Hoy me han preguntado cuántos kg había perdido durante los primeros días de ayuno. En este diario no quiero enfocarme en el aspecto de pérdida de grasa, porque no quiero que la web se convierta en un punto de encuentro de individuos con trastornos de la alimentación.

En el ayuno prolongado de 15 días pierdes más grasa conforme más grasa te sobra, pero la pierdes porque estás recuperando la salud. Si estás delgado o musculado, no debes prolongar el ayuno en demasía, ya que empezarás a catabolizar masa muscular. En general cuando estoy alrededor del 16-19% puedo perder unos 5kg de grasa a la semana, pero mientras más bajo mi porcentaje de grasa, menos grasa pierdo. En el primer ayuno prolongado de 15 días que hice, que estaba pasado de peso, perdí unos 15kg, empezando con 113kg y terminando con menos de 100. Actualmente no sé lo que peso ni me importa, porque físicamente estoy muy bien, siendo capaz de hacer 20 dominadas o bajar los 1000m de 4min, mientras paso de 200kg en sentadilla o 100kg en pressmilitar.

Pongo estos datos porque me gusta subrayar que entrenar a una buena intensidad es igual de necesario que controlar la alimentación y que el peso al que llegues en el proceso de conseguir tu mejor cuerpo es solo un número.

Noche

Hoy no cometeré el error de acostarme tan temprano, como sigo muy activo mentalmente y es fin de semana aprovecharé para ponerme al día en cuanto a la actualidad (aunque ahora mismo la actualidad es el virus…).

Llevo 120 horas de ayuno (del ayuno prolongado de 15 días – 360h) y me encuentro a tope.


TIP & TRICK

Hoy mientras paseaba y divagando me ha dado por pensar porque el problema de la obesidad es tan grave en el mundo. Intentando hacer paralelismos con el alcoholismo, creo que he encontrado la clave. El alcoholismo es otra enfermedad tremendamente grave (sí, la otra enfermedad es la obesidad, que tiene una base cognitiva y conductual muy compleja) que viene dada por como la dependencia al alcohol cambia tu conducta a través de la necesidad ingente del individuo de beber más y más alcohol.

Y lo que hace realmente grave a esta enfermedad es la tolerancia que tiene la sociedad frente al alcohol, el cual venden (lleno de impuestos) en cualquier sitio. Por lo tanto, puedes ir e ingerir alcohol en cualquier bar o comprar suministros de alcohol en cualquier tienda. Sin embargo, la sociedad sabe que no necesitas alcohol para vivir, y por eso toma ciertas precauciones al respecto, y puedes encontrar centros de desintoxicación.

¿Te imaginas que necesitaras para vivir aquello que te está destruyendo, y que la sociedad te apoyara para que lo siguieras consumiendo? Este es el motivo por el cual la obesidad es una epidemia letal entre el mundo occidental. Las personas obesas tienen una relación tóxica con la comida (o productos de alimentación…), sin embargo, creen que no pueden dejar de comer, porque todo el mundo desde siempre les ha dicho que necesitan comer cada día.

E igual que a un drogadicto no puedes decirle que deje la droga poco a poco, o que solo se drogue una o dos veces al día, o que use una droga más blanda, a una persona drogodependiente del azúcar, los lácteos o las sensaciones que le producen los atracones, no puedes decirle que coma seis veces al día. ¿Qué hace la sociedad cuando ve a una persona alcohólica? Paulatinamente, le corta el suministro de alcohol, hasta que finalmente cura el organismo del sujeto adicto, mientras mantiene su conducta en observación constante. ¿Lo entiendes ahora? Por eso las dietas no funcionan, porque no tienen el enfoque adecuado.

Por eso el ayuno sí funciona para curar la obesidad. Una vez rota la dependencia y moldeado el sistema hormonal a su fase saludable, ese sujeto ya no tendrá el mismo cuerpo ni la misma mente. Y es a partir de ahí donde se pueden crear unos nuevos hábitos saludables. Porque no lo olvides, comemos para vivir, no vivimos para comer.


Día 6

Mañana

Hoy se me han pegado las sábanas bastante, y es que después de la fase de insomnio, el sueño ha vuelto por la puerta grande. En este punto del ayuno ya no vienen y van los altibajos emocionales, sin embargo aún, en momentos puntuales, invaden mi mente pensamientos varios, que aunque son minoría y no logran alcanzar un punto crítico de fuerza como para cambiar mis objetivos, envían mensajes para que claudique en el ayuno.

Los típicos mensajes tienen que ver los siguientes puntos:
  1. Ya estoy bien fisicamente y no necesito ayunar
  2. Ya estoy sano y no necesito ayunar
  3. Es fin de semana y no debo ayunar
  4. Hay otras maneras eficaces y con las que se sufre menos que ayunando
  5. Es mejor que ayune otra semana y lo aplace

¿Ves por dónde voy, no? La mente puede ser tu peor enemigo o tu mejor aliado.

En general siempre es nuestro peor enemigo porque se pone de parte de nuestra biología y del objetivo inmediato y fácil. Siempre es complaciente. Es como un loro muy cabronazo. Y cuanto más inteligente eres, mucho peor.

Mi mente, por ejemplo, saca toda la artillería filosófica acudiendo a las propagandas nihilistas, que bien analizadas no son más que la justificación de la desidia y la dejadez, negándonos a nosotros mismos el poder sobre nuestra mente, nuestro destino, o en este caso, nuestra biología. Tampoco es objetivo de este blog ahondar en las diferentes corrientes filosóficas de la humanidad, pero jamás sentiría interés por alguna que me empujara hacía el hedonismo desenfrenado e injustificado.

Bien, creo que el texto anterior es suficiente para interpretar que el ayuno me pone la mente pasada de revoluciones, y está muy lejos del cansancio que tanto esgrimen los defensores de la glucosa como combustible del cerebro.

Tarde

Otro tema ya es la paranoia que potencia el ayuno. Hace días que dejé de tomar café porque tengo los glucocorticoides tan elevados que junto con la cafeína me hacían que cualquier conversación o evento sin importancia que sucediera alrededor de mi, fuera tomado por mi como una hecatombe. Daba igual si era escuchar una conversación demasiado elevada o algún ruido nocturno.

El ayuno te vuelve muy irritable. Sobretodo con los sonidos. Lo que suelo hacer es repetirme que todo lo que escucho, huelo u oigo se debe a la potenciación de mis sentidos, y que me molesta o irrita por el elevado nivel de dopamina y adrenalina que invade mi cuerpo, que además de derretir y fulminar mi grasa estimulando los receptores más recónditos de los adipocitos, me convierte en una especie de berserker.

Noche

Tengo un buen arsenal de aguas con gas y una buena lista de videos y documentales que ver. La noche va a ser larga y no creo que pueda dormirme antes de las 3-4 de la mañana. Sales bajo control, nervios bajo control.

El paseo tardío y la meditación de medio día me han ayudado a relajarme y poner un poco el freno a mi mente.


TIP & TRICK

Ayunar es un factor de estrés muy importante para tu cuerpo, además de ser un estrés mental (como cualquier cambio de hábito) es sobretodo un estrés físico. Por eso hay que concentrarse en las medidas de contención, que para mi son 5:
  1. El proyecto que tenga contemplativo (serie, videojuego, libro)
  2. Largos paseos
  3. Charlas con amigos
  4. Ver documentales
  5. Meditar
Nuestras acciones tienen siempre un origen hormonal, y no solo al revés. Nunca te olvides.


Día 7

Mañana

Hoy me he levantado con hambre, pero es el resultado de la expectativa, puesto que hoy me toca comer. Por la mañana he ido a mi carnicería favorita y he comprado 800g de carne variada de mis cortes preferidos: chuletón, entraña y picaña. Luego en la frutería he cogido 3 tomates gigantes y bien majos. En casa ya tengo un muy buen aceite de oliva y sal gorda.

Me encanta ir a comprar los alimentos del refeed, de hecho ni siquiera me pongo un podcast en los auriculares, y solo escucho música cuando lo hago. Tengo bastantes listas de música que me hago en canales de telegram en los que soy la única persona añadida. Es un truquillo que va bastante bien en los que usamos iPhone, así nos podemos ahorrar el engorro de conectar el móvil al iTunes. Te descargas la canción que quieras (desde el propio móvil) y luego la envías a tu canal dónde solo estás tú. Luego vas a ese canal, le das play en modo aleatorio, y se reproducirán todos los audios de ese canal (tu lista de música).

Conforme más se acerca la hora de comer más hambre tengo.

Tarde

El refeed ya ha sido hecho, aunque me ha costado terminar toda la carne. Lo he comido con tranquilidad disfrutando cada bocado. Cuando vuelves a comer después de un largo ayuno, los sabores son mucho más intensos y el placer de comer se multiplica exponencialmente.

De hecho, aunque lo ideal es no salir de un ayuno con alimentos muy insulinógenos (te puede sentar mal) por lo verdaderamente que me compro carne y tomates es porque son los alimentos que más me gustan y los que mejor me sientan. Y encajan en cuanto a ubicarlos como salida de un ayuno ya que son nutritivos y tienen altas cantidades de proteínas, sales y vitaminas.

También me he tomado una copa de mi vino preferido (uno de California, está del copón bendito). ¿Te parece peligroso? He salido de ayunos de 5 o 7 días con pizzas y donnuts, o he hecho cargas de carbohidratos después de días y días de ayuno con cerveza, simplemente por experimentar. No es lo mejor y no es recomendable, pero si tu cuerpo ha llegado hasta aquí hoy no es porque sea de porcelana y deba salir de un ayuno con sopitas y fruta. Ambos extremos son absurdos, tanto el que sale de un ayuno con 3 pizzas medianas y helado, como el que sale de un ayuno con 2 lechugas y un plátano.

Si tomo las sales y el bicarbonato puedo comer sin ningún tipo de diferencia tanto 12horas después de la última comida como 120horas, y da igual lo que coma. El factor importante es que el cuerpo en esos momentos es una esponja que está preparada para absorber lo que le eches. Y tus músculos suplican proteína, pero tus adipocitos están atontados demandando grasa y exceso de azúcar para volver a hincharse, por eso lo ideal después de ayunar, y al menos por unos días, es comer de manera sana hasta estabilizar el organismo e ir añadiendo los carbohidratos paulatinamente.

Noche

Después de la comida, la biología ha hecho su trabajo y me ha embriagado una sensación de euforia y felicidad que no se puede describir. También me ha entrado calor, y como no, un retortijón. Cuando el sistema digestivo se pone a trabajar otra vez, vuelve a moverse todo y arrastra los desechos de la autofagia… que quieren salir. Es matemático en los ayunos largos, sobretodo si hace meses que no se hace uno.

El resto del día ha sido activo, estar con la familia, pasear y también he hecho algunas dominadas y flexiones, por aquello de no perder la costumbre. Hubo una época en la que me preocupaba la pérdida de masa muscular, luego hubo otro periodo en el que quería minimizarla. Pero ambos pensamientos ahora me parecen absurdos. La autofagia se realiza a todos los niveles del cuerpo, y no es de extrañar que catabolicemos también tejido muscular, puesto que nuestras células nerviosas y que componen las fibras de los músculos también necesitan de una regeneración.

No me da miedo ninguno perder masa muscular en los ayunos, ya que he comprobado que cuando vuelvo a realimentarme y entrenar con asiduidad vuelvo a recuperar y mejorar mi rendimiento en todos las actividades deportivas.

TIP & TRICK

Por muy fuerte que estés o mucha musculatura que tengas, si estás a un 25% de grasa, no solo no estarás saludable y harás sufrir más tus articulaciones, huesos y órganos, sino que un niño subsahariano que ha cruzado el estrecho con el único objetivo de pagarte la pensión cuando te jubiles, e incapaz de hacer 5 flexiones, se verá más musculado que tú solo por estar al 10% de grasa. Si buscas estética y salud, siempre es prioritario bajar el porcentaje de grasa, sin que por ello debas dejar los ejercicios de fuerza, como un complemento perfecto.


Día 8

Mañana

Aunque soy un ferviente seguidor de los escritos de Borges, PK Dick o Kafka, por unas cosas u otras habitualmente no les dedico el tiempo que me gustaría y creo que merecen. Por eso cuando ayuno y aprovechando que mi mente se ha estabilizado en un ritmo de trabajo muy elevado, siempre les reservo un pequeño espacio en mis horarios, y es que nadie es capaz de expandir tanto mi mente como ellos. Incluso algunos días, llegan las cetonas a empujar mi osadía, al punto de verme sumergido en intensas jornadas de lectura del Ioga Vashisha, que con su compleja e intrigante sencillez, es capaz de dejar en una nimio pasatiempo las vacías divagaciones de los filósofos clásicos.

¿Creías que el presocrático Parménides había tocado una parte de tu curiosidad que desconocías cuando habla de la irrealidad de lo impermanente? ¿Suponías que Heráclito estuvo cerca de descubrir la esencia de la realidad al describir la impermanencia de lo existente? ¿Te sorprendió la teoría que desarrolla Platón en los diálogos de Timeo, al hablar de Diós como una inteligencia que no creó el universo, sino que lo encontró en puro kaos para darle forma? Pues todo esto son patrañas. Cuando descubras que antes de todo eso unos tipos habían superpuesto todas esas teorías para llegar a concluir que la realidad no existe, empezarás a plantearte como yo ahora…. ¿si nada es real porqué me comería una vaca entera ahora mismo? Las cosas del ayuno.

Tarde

Hoy he caminado algunas horas.

Hacía buen tiempo y me apetecía, y como tenía el día despejado me lo he podido permitir. Además me encuentro fantásticamente y la comida de ayer ha revitalizado mi cuerpo por completo, y aunque sigo en el mismo estado de cetosis, noto que el leve dolor de cabeza se ha aplacado casi por completo, probablemente por la ingesta de minerales y grasas.

Noche

Es casi la hora de acostarme y no presento ni un mínimo signo de cansancio, por lo tanto aprovecharé para avanzar en algún juego de la ps5.

Al notar el contacto con la cama me he dado cuenta que quizás he andando demasiado, y mis piernas han agradecido el gesto de dejarlas descansar. En todo caso, mantendré lejos de mis manos los caprichos ilusorios escritos de las grandes mentes de la ciencia ficción, buscando el reposo mental por unas pocas horas.


TIP & TRICK

Cuando ayuno planifico muy cuidadosamente mi salida de ayuno, los entrenamientos que haré cuando termine y el tipo de alimentación que tendré. También aprovecho para buscar la información más reciente en lo referente a la salud y el desempeño deportivo. Imagínate que tuvieras un coche para toda la vida, ¿no te gustaría saberlo absolutamente todo de él? Pues tienes algo más complejo: un cuerpo humano.


Día 9

Mañana

Tengo el cuerpo dolorido, las agujetas de las caminatas son como los resultados que traen, tardías pero seguras. No creo que me separe mucho del ordenador durante el día. Además, creo que he hecho corto de sales porque el dolor de cabeza ha vuelto, primero en forma de suave zumbido, para poco a poco ir adoptando la forma evidente de síntoma de deshidratación, en una ligera presión sobre las sienes.

El frío con sol es traicionero, y parece que he subestimado la cantidad de sales que he perdido, así que toca reponerlas cautelosamente. Además, también ha vuelto la presión lumbar, tan característica de los largos periodos de ayuno. Hoy va a ser un día para quedarse en casa y esforzarse poco, porque asimismo ni mi humor ni mis energías acompañan a mi mente en su hiperactividad. Las sales son importantes, después de años ayunando sigo sin tener interiorizado del todo este mantra.

Tarde

Nada que destacar que no haya hecho ya por la mañana. Progresivamente mi humor y el resto de síntomas han mejorado conforme iba suministrándome las sales y el bicarbonato. Unos leves espasmos en mi bíceps derecho me han recordado que debía tomar también el magnesio, cuya importancia muchas personas infravaloran a priori. Después de algunos minutos de tomar un par de pastillas, los espasmos han desaparecido completamente, y hasta he logrado esbozar una sonrisa, no de alegría, sino de amarga resignación al asumir que era de lo poco consistente que iba a ingerir hasta el domingo.

Noche

La paradoja del ayuno una vez más convierte las noches en penitencias mentales y expiaciones físicas. Pero hoy, parece que van a compartir el martirio, pues tras ingerir las sales y dedicar todo el día a descansar, ninguno ha sido presa del cansancio todavía, por lo que se enfrentarán al martirio supremo hasta que caigan rendidos: Sekiro ng+7.


TIP & TRICK

Al próximo que lea/oiga/vea criticar u omitir el uso de sales en los ayunos de más de 72h le arrancaré la cabeza.


Día 10

Mañana

Si añades al hecho de que hoy he madrugado, el que ayer volviera repentinamente el insomnio euforia del ayuno, puedes imaginar la energía que llevo.

He dormido muy poco y aunque tengo la sensación de que todo se mueve lentamente a mi alrededor, tampoco voy arrastrándome o estoy somnoliento. Es lo que siempre digo, para muchas cosas el ayuno es cojonudo y te fortalece. Pero para otras te vuelve de papel. Y cuando hablo de ayuno, hablo de ayunos de >72h, no de saltarse el desayuno.

Ahora, más de diez días después, el dormir muy poco o el no tomar sales me afecta mucho.

Tarde

Ni siquiera tengo energías para seguir sembrando odio allá por donde camino. La bilis se ha calmado y ha dado pie a una indiferencia monótona e impertubable.
Mis estados de ánimo reflejan las diferentes operaciones bioquímicas que suceden en mi cuerpo, y todo indica que hoy necesitaba dormir.

Noche

Otro tema es que hoy además he estado dándole caña al cerebro y haciendo algunas operaciones complejas que han exigido gran parte de mi concentración, y bastantes horas.

Aunque ya he empezado el día bastante jodido, el cansancio ha sido tolerable y he tenido buen rendimiento intelectual, avanzando en mis tareas.


TIP & TRICK

A no ser que seas un diós venido de otro plano donde te pasas las leyes de la física por los bajos es imposible que engordes ayunando. Aprende lo que es el efecto whoosh y la retención de líquidos. Ocurre cuando tus adipocitos se vacían mucho y muy rápido de grasa, y para mantener el volumen absorben agua. Si estás haciendo un ayuno prolongado no has de preocuparte por nada de esto. Sin embargo… Si estás haciendo ayunos intermitentes, y tu cuerpo no ha traspasado la línea para empezar el autocanibalismo, sí que puedes estar ganando peso o engordando. El beneficio del ayuno intermitente es mantener tus niveles de insulina basales bajos durante gran parte del día. Si además de esto, estás comiendo menos de lo que requieres, estás haciendo una dieta hipocalórica que te lanzará a la tumba metabólica, la catabolización, el estrés, la desidia, y en definitiva a volver a comer donetes y disfrutar del efecto yoyo. SI, esta vez SI es un efecto YOYO, porque tu mismo te has ralentizado el metabolismo comiendo menos de lo que requieres y ahora tu cuerpo no sabe que coño hacer con esos dos paquetes de pringles.


Día 11

Mañana

Hoy mi cuerpo me ha pedido dormir mucho más de lo habitual, pero como estas dos semanas me he planeado margen de sobra, le he dado lo que necesitaba.
Al despertar y después de haber hecho la rutina matutina me he estado mirando un rato el cuerpo. Tengo todos los músculos planos, no tengo cortes en el pecho y hombros, los músculos que se definían o estaban abultados en espalda, torso y piernas, se han deshinchado y todo mi físico ha adquirido una estética uniforme y plana.

Es lo que pasa con el ayuno, sobretodo a partir del tercer día, cuando los músculos van soltando el glucógeno, el agua y se van desinflamando. Además en mi caso concreto, estoy acostumbrado a entrenar a diario con lo que siempre están sobrecargados o hinchados en cierto modo. ¿Sabes cuándo los modelos de las revistas que te comprabas están sin beber agua un día y entrenando intensamente para que el photoshop que le hagan a sus portadas sea menos trabajoso? Pues ayunar es todo lo contrario.

Puedo apreciar la retención de líquidos subcutanea que están ocasionando mis adipocitos, y por eso desde hace unos 2-3 días tengo la piel ligeramente más «gelatinosa», no sé si existe algún término para definir este tipo de consistencia. Tampoco se aprecia mucho porque no estaba obeso ni pasado de porcentaje de grasa, pero soy un enfermo obsesivo del detalle a todos los niveles (hay que decir que la cafeína y el ayuno ayudan, he tomado algún café ya otra vez).

Respecto a valores de peso desde hace dos días no bajo un gramo, y en cambio empiezo a subir ligeramente, hecho que encaja con la retención de líquidos que puedo vislumbrar en mi piel. He perdido 8kg, que no son muchos, y desde el lunes he ganado 2kg (retención de líquidos). Espero que esto sirva de ejemplo para el resto de personas que por desconocimiento temen engordar ayunando. Seguirás perdiendo grasa, pero menos. Por eso no recomiendo alargar el ayuno más de una semana, no es eficaz si ese es el objetivo principal (ya sabes que no estoy de acuerdo con este enfoque, pero me han llovido muchas dudas respecto a cuánto estaba perdiendo, lo explicaré en el TIP & TRICK).

Tarde

Tranquila, algún paseo, poco deporte, he estado estirando.
Nada reseñable: los mismos leves dolores en cabeza y lumbar, menos irritabilidad, nada de cansancio. Mucha actividad mental.

Noche

Sin novedades. Vuelve el insomnio, así que me pondré 288 documentales de alienígenas ancestrales. Si eso no es capaz de dormirme nada lo será.


TIP & TRICK

La pregunta del millón que siempre me repiten. ¿Pero cuánta grasa pierdes ayunando? Y la respuesta del millón que a nadie gusta: depende. El máximo que puedes perder ayunando (sin edulcorantes, sin nada que no sea agua o incluso ayuno seco, caminando) es 0.5kg al día PUROS de grasa. Esto implica que tu báscula llegaría a indicar hasta 3-4kg el primer día, y alrededor de 2kg los subsiguientes, pero esto es agua + glucógeno + vaciado intestinal. Por eso si ayuno observando todos los principios básicos que maximizan la autofagia y la cetosis, lo normal es perder unos 2.5-4kg de grasa de pura grasa en una semana, que en la báscula serán unos 6-8kg (sumando todo lo anterior, repito: glucógeno, retención de líquidos y los restos que tengas por los intestinos).

Alargar el ayuno más de una semana no me parece eficaz para solucionar el problema de pérdida de grasa debido a que las hormonas ya se han reseteado y tu cuerpo es inteligente y se vuelve muy eficaz manejando las cetonas de tu grasa. Te lo explicaré con una de mis aclamadas (por cutres y ridículas pero sin embargo esclarecedoras) alegorías:
Cuando empiezas un ayuno es como si llevaras un coche destrozado al que metes 10l de gasolina, pero al tener agujeros por todas partes solo llegan 2l de gasolina al motor para usarse. Como necesitas este coche para moverte y no puede repararlo, cada día le has de meter 40l, de los cuales solo llegan 8l al motor. Al principio tu metabolismo no saber maximizar la energía de los cuerpos cetónicos, por eso meas cetonas y hueles a cetonas, no sabe que hacer con tantas cetonas y las expulsa nuevas, sin haber sido gastadas, por eso consumes tanta grasa. Sin embargo, volviendo a tu coche destrozado, resulta que has visto un tutorial latino sobre como remendar tú solo el motor y vas tapando los agujeros del coche, con lo que cada vez llega más gasolina al motor y este se vuelve más eficiente. Ahora ya no hay escapes de gasolina y es capaz de utilizar toda la que metes, por lo que en lugar de tener que meter 40l al día de los que usaba 8l, ahora metes directamente 8l al día, con lo que necesitas menos gasolina en total. Has pasado de necesitar 40l al día a necesitar 8l al día, para hacer lo mismo. Esto ocurre también con tu metabolismo, que mientras pasa a una cetosis más profunda, se va entrenando y volviéndose eficaz con las cetonas, con lo que dejarías de mearlas y sudarlas a toneladas, porque ahora ya sí es capaz de utilizarlas de manera eficaz (en la práctica seguirá excretándolas, pero muchísimo menos). Ahora necesitas muchísima menos grasa para hacer tus actividades diarias, y por eso ya no vas a consumir 0.5kg al día.


Día 12

Mañana

Va a ser una entrada corta. Hoy es un día poco reseñable, no ha habido cambios en cuanto a mi estado anímico o sensaciones físicas. Me mantengo con el ánimo elevado y me encuentro bien. Lo único que quizás podría destacar de hoy es que al comenzar el fin de semana mi leptina lo sabe y me ha disparado el hambre bastante a partir del mediodía.

Tarde

Conforme el día ha ido avanzando se me ha hecho más duro pelear contra el hambre, y el hecho de que me queden pocos días para finalizar en ayuno ha acrecentado las voces interiores que me empujaban a comer.

Noche

El hambre ya ha pasado pero es probable que mañana pase lo mismo. He sido constante en el consumo de sales y no lo he aumentado porque estos últimos días apenas he caminado.

TIP & TRICK

El hambre viene por oleadas. Si eres capaz de resistir las oleadas de hambre (que suelen durar unos 90minutos), luego desaparece. Volverá a aparecer, pero mientras más veces venzas esas oledas, más sencillos te será resistirte a ellas en el futuro, hasta que casi desaparezcan.


Día 13

Mañana


Toda la noche meando, enserio, que puta pesadilla, he llegado a sospechar que mis riñones licuaban mis órganos y luego los meaban. Puede que hace tiempo estuviera contento y me resultara un alivio el que terminara la retención de líquidos, pero ahora que me trae sin cuidado retener líquidos o el peso que tenga, me resulta hasta molesto tener que levantarme cinco veces (de verdad, cinco veces) a mear, pero a mear litros, nada de cuatro gotas.

Y hoy al levantarme, casi tres kg menos que ayer.

Tarde

Mi estado de ánimo y sensaciones siguen exactamente igual. He ido a caminar un rato y no me he aventurado a subir cuestas o escaleras, tratando de evitarlas he dado un rodeo que me ha llevado a un campamento de extranjeros menores de edad (menores según su pasaporte, había alguno al que ya le tocaba revisarse la próstata) en el centro de la ciudad.

No se porque la prensa se empeña en maltratar la imagen de estas amables personas, cuando me han visto llegar me han acogido como a uno de los suyos sacando sus más preciosos manjares, y hablándome en un catalán excepcional, lejos de verse ajenos al concepto del ayuno, hemos comentado respetuosamente nuestros puntos de vista respecto a su impacto metabólico, en un principio, para derivar en temas tan complejos como la influencia de la alimentación humana en el progreso social o la manipulación de la conducta social mendiante el control de la alimentación.

Noche

El encuentro de hoy en el campamento de sabiduría sin duda ha cambiado mi vida. No existe actividad alguna que sea capaz de expandir tanto mi cerebro como una amena charla (en catalán o arameo, los únicos lenguajes del saber) con un grupo de seres iluminados, cuyo único objetivo es llevar la paz y el conocimiento por doquier.

No hay día que pase en el que no de gracias a la divina providencia por haberme dado la oportunidad de vivir y disfrutar de Barcelona, la nueva Babilonia de nuestra época, dónde como en aquella, se agrupaban los más doctos en filosofía y conocimiento de lo humano en las puertas de las casas, dónde daban sus charlas para contribuir a la mejora universal.

TIP & TRICK

Deja de mirar la báscula. De verdad, me tenéis harto, «es que peso más, es que mi báscula dice que el porcentaje de no se que historia es menos». La bioimpedancia ES MENTIRA un aparato de 20 euros de aliexpress NO PUEDE HACER LO MISMO QUE UN SCANNER DEXA. Tíralo todo a la basura y mírate al espejo. Recuerda lo que decían en el demon’s souls: ERES HERMOSO/A. De verdad (no como lo de «eres hermoso/a») tira esa mierda a la basura, mídete, pruébate la ropa y mírate al espejo. Como mucho pésate cada dos semanas y a ver qué dice la báscula en kg. Pero nada más.


Día 14

NOTA: El diario va un día por detrás del día real de ayuno, es decir, estoy publicando un lunes los hechos transcurridos el domingo.

Mañana

Después de salir de la cama y antes de daRme cuenta, me he encontradO mirando fotos de comida en internet. Durante estos días La pornocomida va y viene (necesidad de tener relación con la comida, mirando programas, fotos, recetas o incluso haciendo comidas para otros, hay mucha información sobre esto en el experimento de inanición de Minnesota).

Tampoco es malo dejarse llevar por estas pérdidas de tiempo absurdas, sin embargo hay en ciertos casos donde sí suele ser negativo. Como nuEstro cuerpo es un sistema integrado e interconectado donde no existen microsistemas aislados, en cuanto visualizas comida tu cerebro prepara los órganos para la digestión. Al hacer esto, segrega ácidos estomacales que en algunas circunstancias son los que pueden dar acidez en el ayuno.

Y esto empeora si te ha dado por beber litros y litros de agua porque tienes el típico TOC de la botella en la mano (es de mis tocs menos preferidos porque no es útil como el de limpieza o gracioso como el de comprobación).

Tarde

He salido a caminar un rato porque el hambre empujaba y la expectativa de comer está muy cerca, hecho que influye decisivamente en que vea el tiempo transcurrir con una lentitud eXasperante.

Aunque la opción de fallar ya no eS posible a estas alturas, no hay que restar importancia a la Utilidad de las caminatas, pues Gracias a ellAs es sencillo controlar la motivación y manteneR la disciplina y la mente bajo control.

Noche

Se acerca la hora de comer y ya estoy planificanDo en detAlle los entrenamientos y comiDas. No hay que dejar nunca nada al azar.

CuanDo pasen los 15 días de ayuno haré un informe repasando los factores a tener en cuenta y haré una comparativa con mi primer ayuno de quince días, de hace años, del cual tengo también un diario.


TIP & TRICK

Las conductas que realiza el humano cuando deja de comer son extrañas Y variopintas. La de la pornocomida explicada antes quizás es de las más curiosas y también la más común a quienes practican ayunos prolongados. Lo mejor es no excederse fantaseando y elegir no mantener esos pensamientos en la mente, para que no arraiguen sus raíces y puede que, en un momento de descontrol se alinien con tu leptina y te hagan atacar la nevera.


Día 15: Último día

Mañana

Después de la noche de superbowl nos enfrentamos al último día de ayuno, es decir hoy ya comeré en unas horas.

Fue un partido inusual, donde el peor equipo de la historia de la NFL ganó la superbowl contra todo pronóstico, gracias a contar con un líder entre sus filas. Sería como si Messi fichara por el equipo colista de la liga española, y este ganara la champions league en un año. Una barbaridad.

En el campo, el equipo de Brady destruyó completamente a nivel mental al de Mahomes. Un espectáculo vamos, pero sobretodo un aprendizaje vital de la importancia del factor mental y el liderazgo. Si no sabes quién es Tom Brady o no conoces su biografía, te recomiendo que leas algunos aspectos de su vida, pues son el ejemplo perfecto de que el trabajo constante y mantenerte en un objetivo siempre lleva al éxito.

Te diré, por ejemplo, que aunque está considerado una leyenda viva del deporte y el mejor jugador de la NFL de la historia, fue drafteado en posición 199, y los informes respecto a sus habilidades eran… cuanto menos poco positivos. Pero siempre tuvo claro sus objetivos y jamás dejó de trabajar por ellos. La duda es la semilla del fracaso.



Volviendo al tema del ayuno lo normal hubiera sido hacer un refeed el domingo, pero he decidido aplazar el refeed a hoy lunes por la mañana, un poco antes de ir a entrenar, porque de no hacerlo hubieran sido 14 y no 15 los días de ayuno, lo que quitaría sentido al nombre del post.

Tarde

Este mediodía ya he comido lomos de ternera con brócoli y un batido de proteínas. No ha habido efecto alguno al comer, más allá de un leve calentamiento del cuerpo.

Acto seguido me he ido a entrenar y he comenzado a seguir mi planificación de entrenamiento. Nada exagerado, una horita de pecho y tríceps, con unas marcas vergonzosas y con un agotamiento muy profundo, que sin duda va a ser el preámbulo de las gigantes agujetas que me esperan mañana.

Noche

Noche tranquila de algoritmia y data science, las matemáticas me encantan por eso me dedico a ellas.

El hambre se ha despertado, pero es un hambre natural, suave y llevable y no un ansía por comer. He cenado una pechuga de pavo al vapor con tomates troceados, y le he puesto a todo un poco de pasta de miso diluido en caldo.

Ya, se os oye venir, ¿porqué no aceite de oliva virgen? Pues porque me traen sin cuidado todas las tonterías que digan sobre sus beneficios ilusorios, que NO buscan tu salud. Es una simple y llanamente una grasa más, como la de la manteca de cerdo o la del aguacate, o la que llevan los cortes magros de pollo/pavo/cerdo/ternera, no es un alimento milagroso, no es NADA de lo que te han vendido constantemente, de hecho para cocinar es nefasto a nivel de salud, y es mil veces preferible el aceite de coco. Si quieres ponerlo encima del pan o en la ensalada PUES ES UNA SALSA MÁS, que es mejor comer cruda, lo mismo que si pusieras mayonesa, alioli o untaras queso.

Bueno, tampoco me quiero enrollar en este tema, porque es otra mentira. Revisa este enlace  y busca información sobre el mito del colesterol y la grasa y ata cabos. La grasa es necesaria para vivir en cierta cantidad y no es buena ni es mala. Hace falta la necesaria, si comes de más la acumularás. Exactamente igual que pasa con los carbohidratos, pero la grasa no necesita de un pico de insulina para ser almacenada, por eso puedes ponerte como un cachalote comiendo al estilo keto, e incluso comiendo al estilo keto en ayuno intermitente si te zampas 4 chorizos y 1kg de bacon al día, en esa mágica franja horaria de alimentación.

En los próximo días escribiré un post con las conclusiones del ayuno y analizaré el recorrido físico y mental que he seguido durante estos días.


ÚLTIMO TIP & TRICK

Si has ayunado o estás ayunando, por el amor de diós, aprende a comer bien cuando vuelvas a tu fase de mantenimiento. Aprender los hábitos saludables es lo que te mantendrá sano: el control de porciones, caminar o hacer ejercicios de alta intensidad, los entrenamientos de fuerza, la planificación de días, el elegir bien tus alimentos… tu cuerpo es tu templo, tienes uno para toda la vida. No lo mancilles. El ayuno prolongado es una herramienta para corregirte, es formatear el disco duro a bajo nivel, y poner el sistema de fábrica. Si luego empiezas a descargarte juegos crackeados de piratebay y a llenar todo de basura, tu sistema volverá a estar en el pozo. Puedes pasarle el antivirus periódicamente (ayunos puntuales de 36h por ejemplo), puedes dedicarle un poco de mimo a la hora de utilizarlo (ayunos intermitentes diarios, entrenamientos, buena alimentación) e incluso puedes darle caña algún día si luego lo dejas reposar (800g de carbohidratos diarios en unas vacaciones, aliñados con una botella de whisky al día, pero luego al llegar a casa ya sabes lo que toca…). Cuídalo, es para siempre, y aunque no lo es todo, sin él no hay nada.

Author


Norosa